La Comarca del Noroeste de la Región de Murcia por su situación geográfica enclavada entre zonas montañosas de interior, lejos de las grandes vías de comunicaciones, frontera con Andalucia y La Mancha, le otorgan a estas tierras su propia personalidad que la diferencian del resto de la región de Murcia. Sus gentes que han conservado con celo su cultura, tradiciones y gastronomía, hacen de esta comarca un lugar único dentro de Murcia.
Sus tierras fértiles, su clima mediterráneo con precipitaciones por encima de la media de la región, posibilitó que fuera elegida por diferentes culturas para establecerse desde la prehistoria hasta hoy en día.
Tierra de contrastes sus arrozales de Calasparra, sus campos de viñedos y cereal, montañas que alcanzan los 2000 metros como el macizo de Revolcadores, el más alto de la región.
el Noroeste alberga una infinidad de lugares con historia merecedores de ser visitados, en Caravaca de la Cruz su Castillo Santuario de la Vera Cruz, junto a su casco histórico monumental, sin olvidar al paraje natural de las Fuentes del Marqués. , Cehegín su caco antiguo y la ciudad Romana-Visigoda de Begastri, Bullas cuna de la uva monastrell con excelentes vinos, con su propio museo y ruta del vino, Calasparra, su Santuario de la Virgen de la Esperanza, con sus arrozales que arropan al cauce del río Segura, y Moratalla, su casco histórico con sus estrechas calles que concucen al Castillo, y su inmenso patrimonio natural. Estos cinco municipios hacen la comarca de la tierras altas de Murcia.

 

 

Museos